Barrett’s Grove, Londres

 

  

  

  

  

Este pequeño bloque de 6 plantas de apartamentos se encuentra en una calle típica del Londres victoriano, con casitas adosadas de ladrillo de 2 plantas de altura, posteriormente alterada con pequeños bloques de apartamentos como el que hoy os contamos.

Si a primera vista puede parecer un edificio más de ladrillo, como los otros del entorno, una observación más detallada permite apreciar que la piel de ladrillo es sólo una celosía, una envolvente que no desempeña ningún papel estructural, sino tan solo el de integrar la construcción a nivel urbano y proteger de la lluvia la verdadera estructura de madera del edificio.

Al interior, por otro lado, ocurre todo lo contrario; los elementos estructurales de madera contralaminada quedan vistos en paredes y techos. Todas las instalaciones (suelo radiante, electricidad y agua) están tendidas por el recrecido del solado, revestido después con una tarima flotante para completar la omnipresencia de la madera. De hecho, las tomas de enchufe se encuentran en el suelo para evitar rozas verticales en los paneles o sacar el cableado a la capa aislante.

De esta forma, la capacidad de la madera para servir a la vez de estructura y acabado permitió ahorrar de forma considerable en falsos techos, yesos, pinturas,… y en tiempo de construcción.

El revestimiento de mimbre de los balcones, colocados al tresbolillo, termina de darle al bloque un aspecto peculiar y sugerente.

Arquitectos
Groupwork + Amin Taha

Superficie
635 m2

Fecha de construcción
2016